¿La trivialidad de las pseudociencias?

¿Qué tan importantes, o insignificantes, puede resultar la práctica de pseudociencias en la sociedad?

Hace unos días me encontré con la opinión de que el problema con las pseudociencias en realidad es solo algo trivial. Un asunto sin importancia, que no hace daño a nadie y que es mejor dedicar la atención en horóscopo feng shuiotras cosas mas importantes. Analizando un poco este comentario, me di cuenta que esta idea es precisamente la que un gran número de personas tienen en mente. ¿Qué daño puede hacer que alguien consulte su horóscopo en el periódico antes de salir de casa o vista de un determinado color para atraer ciertas energías positivas?

Planteándolo de esta manera, efectivamente podría parecer que las pseudociencias tiene la misma importancia que la afición a un hobby, como coleccionar estampillas o miniaturas. Una actividad que no le hace daño a nadie.

Sin embargo, creo no es que las pseudociencias sean un asunto trivial, si no que la población las trivializa al concentrarse en ellas y no en su causa. La existencia de pseudociencias no es un problema en sí, es un síntoma de algo mucho mayor. La falta de racionalidad en la sociedad. Y bien valdría la pena analizar los siguientesejemplos para intentar deducir si en verdad o no son un asunto trivial.

La creencia y la superstición gobernaron durante todo el periodo de oscurantismo en la edad media. Un claro ejemplo de lo que ocurre cuando una gran parte de la población se entrega a la irracionalidad. Antes de eso, hace 25 siglos se venía dando el gran florecimiento griego en la isla de Samos y otras colonias griegas. Ideas como la existencia de los átomos, la redondez de la tierra y la causa de enfermedades por cuestiones no místicas ya venían surgiendo. Las bases de la observación y comprobación en las que se basa el método científico comenzaban a nacer. La idea de que el universo no era algo caprichoso controlado por voluntades divinas si no que era cognoscible había nacido.

La gran biblioteca de Alejandría, fundada en el siglo III a.C. era el centro de custodia de todo este maravilloso conocimiento. El resultado de los más grandes pensadores griegos era almacenado en este lugar tan especial. Un conocimiento que por desgracias terminó perdiéndose definitivamente.

Tras un gran periodo de florecimiento, la biblioteca de Alejandría sufrió una serie de atentados entre los
cuales podemos destacar cuando fue saqueada por fanáticos cristianos creyendo que se trataba de un templo pagano tras convertirse la religión Cristiana en la religión oficial del imperio romano o como cuando tras la ocupación Árabe el califa Umar ibn al-Jattab mandó a destruir todo aquello que no coincidiera con lo que decía el Corán.

La falta de interés, la ignorancia y la superstición destruyeron aproximadamente en el siglo IV d. C el mayor clasica mediaavance de la civilización que se venía gestando desde siglos atrás y tras lo cual arribó el oscurantismo de la edad media. 1000 años de oscuridad que azotaron a la humanidad, más los casi 7 siglos que se mantuvo en pie la gran biblioteca más 2 siglos anteriores a esta donde nacieron las primeras grandes ideas del florecimiento griego nos resultan en casi 2000 años de atraso en conocimiento y tecnología gracias a las creencias, la ignorancia y la irracionalidad del hombre.

¿Cómo sería hoy en día nuestra civilización si nunca hubiésemos sufrido tremendo retroceso? Todo el conocimiento perdido procedente de esta grandiosa época tuvo que ser redescubierto posteriormente durante el renacimiento. Probablemente, si al día de hoy contáramos con dichos 2000 años de adelanto, ya habríamos erradicado toda enfermedad, conquistado el espacio, encontrado una solución a la contaminación, el hambre y la escasez de recursos, entre muchos otros problemas que nos afectan.

La historia nos enseña claramente que el progreso no es algo seguro. Bien puede retroceder. La irracionalidad puede borrar los grandes logros intelectuales en el tiempo y si la superstición gana la carrera contra la ciencia, poco a poco sufriremos estos efectos en nuestra era nuevamente. La historia puede repetirse de nuevo.

Las creencias, la superstición y en general las pseudociencias constantemente están tratando de tomar mayor terreno dentro de la población. Intentando ubicarse como conocimientos palpable que enseñar en la sociedad, en las escuelas tal y como es el caso de la homeopatía en el Instituto Politécnico Nacional,  el creacionismo en escuelas estadunidenses y el psicoanálisis en escuelas de psicología (si, el psicoanálisis de Freud es pseudociencia). Una pérdida de conocimiento como la que ocurrió antes y durante la edad media podría volver a suscitarse. Tal vez no de la misma forma e intensidad, pero si vemos algo muy semejante en los países subdesarrollados.

Como contraste podemos apreciar que entre más avanza el conocimiento, la vida se torna más fácil, justa y disfrutable para todos. El conocimiento nos permite una vida más estable, más saludable y más duradera. El psicólogo experimental  Steven Pinker de la universidad de Harvard sostiene que contrario a la creencia popular, la época actual es la menos violenta de la historia de la humanidad y en su libro “Los ángeles que llevamos dentro” lo demuestra estadísticamente de manera sólida. Una muestra de lo que el conocimiento puede hacer por nosotros.

Por un lado tenemos este extremo del oscurantismo en el que prácticamente nadie se dedicaba a la generación de nuevos conocimientos. Un extremo en el cual se cometían las peores atrocidades en nombre de las creencias. Por el otro lado podríamos suponer una utopía en donde toda la sociedad se dedicara al ejercicio científico. Las utopías no existen como tal, nunca podríamos alcanzar un punto así, pero sirven para tener presentes lo que aún nos falta por mejorar y podernos plantear una gran meta para ejercer un mejoramiento continuo. Y en algún punto entre estos dos extremos se encuentra nuestra civilización actual. Un punto en donde solo un pequeño porcentaje de la población se dedica a dicho ejercicio y gracias a lo cual tenemos los grandes avances con los que hoy disfrutamos alrededor del planeta en salud, comunicaciones, electrónica,, belleza, entretenimiento, etc. ¿Qué magníficos logros podríamos alcanzar y en mucho menor tiempo si en vez de solo tener un pequeño puñado de gente como ha sucedido hasta el momento tuviéramos un mayor porcentaje de la población dedicándose a ello?

Estos dos extremos del mismo continúo nos muestran lo importante que es la propagación de un pensamiento racional en la sociedad. El rumbo de una nación se encuentra sustentado en la forma de pensar de sus habitantes. Entre mayor sea la fracción de dichos habitantes interesados en pensar de manera crítica, objetiva, escéptica y racional mejor será el rumbo de dicha nación. He aquí la importancia de señalar la superficialidad, irracionalidad e incongruencia presente en las pseudociencias. Y es que aunque a veces parezca que no, los efectos de la irracionalidad se dejan ver por todas partes.

transPor ejemplo. Existe en general alrededor del mundo una serie de conflictos a causa de los alimentos transgénicos. En algunos países está prohibido su cultivo a causa de la presión y la campaña de desprestigio que han jugado algunas organizaciones como “Greenpeace”, “Amigos de la tierra” y otros grupos sociales. Un proselitismo sin bases objetivas sustentables en contra de esta tecnología que solo se ha basado en un miedo irracional y en el que se han utilizado argumentos falaces carentes de toda prueba los cuales han terminado convenciendo a la población en general. Población que casi siempre flaquea al pedir pruebas a cambio antes de aceptar una afirmación y que en su lugar se conforma con una falacia de autoridad (Que alguien como “Greenpeace” lo diga aunque no presente pruebas) para darlo como verdadero dejando que su irracionalidad y ganas de creer ganen sobre su sentido común.

Este conflicto afecta directa e indirectamente a la sociedad y al planeta. Por ejemplo, Se estima según datos de la UNICEF que, cada año, entre uno y dos millones de niños en los países más pobres mueren por falta de vitamina A. Muchos otros se quedan ciegos.  El arroz es parte fundamental de la alimentación en los países más pobres. Existe una variedad de arroz transgénico llamado arroz dorado cuyo beneficio es la cantidad de vitamina A que el ser humano puede extraer de él y que no es posible del arroz común. La libre distribución de este arroz podría salvar la vida y vista de millones de niños alrededor del mundo, sin embargo estas campañas irracionales y pseudocientíficas han detenido dicho avance. Una situación que para mí, no es trivial.

La agricultura es la actividad humana que más deforestación genera,  más agua potable contamina gracias a los pesticidas utilizados y más fauna aledaña a los cultivos afecta. Existen variedades de cultivos transgénicos que por sí mismos combaten las plagas y tienen un mayor índice de productividad por hectárea. Lo que se traduce en menos agua contaminada, menos deforestación, menos fauna afectada, más alimento, menor costo, una gran ayuda contra la hambruna que se vive alrededor del mundo. Sin embargo esta tecnología que bien podría ayudarnos en tantas necesidades urgentes en nuestro planeta no puede avanzar como es debido gracias a la falta de racionalidad de esta parte de la población. Una situación más que creo no es trivial.

Otro caso de irracionalidad se da por ejemplo en Estados Unidos entre muchos otros países en donde el 40% de la población de verdad cree que la historia del génesis es literal. Creyendo que la tierra no tiene más de edu6,000 años de antigüedad y que el hombre convivió con los dinosaurios. Tan es así que existe todo un museo dedicado a esta idea, el museo creacionista en Kentucky. Donde se les enseña a niños a creer de verdad en estas historias y a no hacer caso a las evidencias encontradas por la ciencia sobre los 14,000 millones de años desde el Big Bang y a la gran extinción de dinosaurios hace 65 millones de años. ¿A caso jugar con la educación de los niños es algo trivial?, ¿Qué culpa tienen para tener que sufrir esta falta de educación?

Existen muchos grupos de personas que presionan para que estas ideas sean parte de las enseñanzas en las escuelas. ¿Qué pasa cuando el pensamiento irracional llega a las escuelas a querer instaurarse como ideas verdaderas sin haber presentado pruebas para sustentarse antes de ello?, ¿Qué pasa cuando en el Instituto Politécnico Nacional se enseña homeopatía como parte funcional dela escuela de medicina?  Una ideología que carece de bases, que carece de estudios, que carece de demostraciones, pero que se enseña porque una gran parte de la población cree en ella. La educación deficiente no es un asunto trivial.

Valdría la pena reflexionar como en muchas partes del mundo se hacen leyes basadas en ideas irracionales como pueden ser las creencias religiosas en lugar de ser hechas en base a un enfoque racional y ético. Por islamejemplo, en los países Islámicos, la mujer es víctima de una serie de aberraciones horrendas en contra de su persona y su integridad, todo gracias a las creencias que la gente tiene en aquel lugar sobre la dominación del hombre sobre la mujer instituida en el Corán. Creencias en donde las mujeres son obligadas a cubrirse con sabanas (burkas)  para poder salir públicamente. Donde por desobediencia o deshonra hacia su familia son lapidadas hasta morir, son mutiladas de algún miembro de su cuerpo o deformadas del rostro con ácido. Situaciones que pasan frecuentemente y que efectúa su misma familia viéndolo con buenos ojos ante su sociedad. Circunstancias que viven incluso niñas de 13 años por negarse a casarse con quien su padre designe o incluso el colmo, mujeres que son víctimas de violación y cuando denuncian el crimen terminan lapidadas por deshonra a su familia. Los horrores del Islam que viven hoy en día miles de mujeres a diario son inimaginables para nosotros. Injusticias impulsadas por una serie de creencias religiosas irracionales que aún viven con fuerza y que sinceramente dudo disminuyan en mucho tiempo. Una situación más que no es para nada trivial.

Otro caso que me sorprende es el de Theresa Caputo, la famosa “Medium” que aparece en TLC. Quien se dedica a “hablar con los muertos” y a cobrar por ello. Tiene tantas citas en su agenda que la lista de espera para poder acudir con ella es de más un año. Una persona que utiliza simples trucos como la lectura en frio y en caliente del efecto Beru para aprovecharse de las ilusiones y dolor de la gente que quiere saber algo sobre sus seres queridos que ya han fallecido y aparentar que puede hacerlo cuando en realidad todo es un timo y se enriquece con ello. Una forma inmoral y ruin de hacerlo y donde tanta y tanta gente es víctima. Casos como estos ocurren alrededor de todo el mundo, donde charlatanes profesionales se aprovechan de las creencias irracionales, el dolor, las ilusiones y la predisposición a las pseudociencias de la población para ganar dinero. Ganar dinero a cambio de un servicio real es legítimo, hacerlo a cambio de un fraude no. Tiempo, dinero y esfuerzo que se gasta en una actividad infructífera. Recursos que bien podrían ser utilizados de alguna otra manera realmente provechosa y sobre todo honesta. Un caso más que para mí, no es trivial.

Y adicionalmente de haber gente que se aprovecha de las ilusiones y el dolor emocional, también hay quien aparte lo hace de igual manera con la salud. México es ejemplo de la gran proliferación de “medicinas alternativas”. La homeopatía, acupuntura, magneto terapia, flores de Bach, Reflexología, pulso terapia, etc. Situación en la que la gente gasta su dinero y tiempo por querer encontrar una cura en donde nunca se ha demostrado que la haya. Muchas personas mueren a diario por abandonar sus tratamientos médicos y abuscar “alternativa” en todo este conjunto de actividades de poca monta. Internet es un buen ejemplo de los montones y montones de pseudo remedios que hay para todo tipo de enfermedades, desde un resfriado común hasta cáncer. Remedios que animan a quien desesperadamente busca una cura a probar todo tipo consejos que jamás han tenido ni explicación ni una demostración de su efectividad y que muchas veces lejos de ayudar terminan empeorando el problema.

De primera mano conocí el caso de la madre de un amigo que murió por un problema en hígado que sufría desde niña. Un problema que había podido controlar a lo largo de su vida a través de medicamentos pero que ante los efectos secundarios que presentaba decidió abandonar su tratamiento y sustituirlo por hierbas naturistas. Ejemplos como este abundan. Gente que pierde sus oportunidades de recuperarse por buscar en las supuestas medicinas alternativas y creer la tonta falacia de natural es igual sano y artificial igual a dañino.

En la medicina tradicional China, se utiliza mucho una planta llamada “Aristolochia”. Bueno, pues estudios recientes han descubierto que esta planta es aún más cancerígena que el tabaco y los rayos UV. La medicina naturista está llena de falacias, y malas prácticas. Los medicamentos naturistas no están auditados, y son un grave problema de salud pública. No hay estudios que comprueben su efectividad y cuando los llega a haber aparecen descubrimientos como este de la “Aristolochia”. La gente cree que es mejor tomarse un té de hierbas que una pastilla y es que no entiende que la pastilla contiene una única sustancia, medida exactamente y cuyos efectos han sido estudiados cuidadosamente (y que salió de las mismas plantas) mientras que un té de hierbas contiene muchas sustancias mezcladas. Una dosis al tanteo puesto que ni siquiera dos hojas del mismo tamaño de la misma planta contienen la misma cantidad de elementos. En este caso, la medicina naturista puede generar una saturación de sustancias extras en el cuerpo que pueden repercutir en la generación de otras enfermedades.

Hace apenas un mes Ryan A. Lovett, un niño canadiense murió de una infección en el estómago porque su madre decidió tratarlo con hierbas homeopáticas en lugar de suministrarle antibiótico. Casos como estos sobran al por mayor. Las “medicinas alternativas” es una práctica que mueve millones en dinero en todo el mundo, tiempo y esfuerzo. Recursos que si se dedicaran a una búsqueda seria, estructurada y científica ya hubiesen encontrado las curas reales y económicas para todos esos problemas que la “medicina alternativa” intentan solucionar. Para mí, el problema de salud pública causado por las pseudociencias y las creencias irracionales donde gente incluyendo niños mueren no es algo trivial.

Un caso más es el gran y difundido movimiento anti vacunas existente alrededor del mundo, el cual sostiene que las vacunas no funcionan, que son o pueden ser peligrosas, que en su lugar debería hacerse énfasis en la vachigiene personal, o que las vacunaciones obligatorias violan derechos individuales o principios religiosos. Desde entonces, campañas contra la vacunación han dado como resultado daños innecesarios y muertes en masa. En varios países han regresado enfermedades que se creían desaparecidas precisamente por la disminución en las tazas de vacunación provocadas por estas tontas campañas que más que informar el costo beneficio de las vacunas y la forma en como realmente funcionan solo se dedican a difamarlas con mentiras. Un problema que cobra muchas vidas humanas, un problema que nuevamente no es trivial.

Ámbitos como política y economía también están llenas de pseudociencias, es decir, toma de decisiones no basadas en evidencias, si no en creencias. Decisiones políticas y económicas como leyes, reformas hacendarias, etc.  Tomadas por gente que solamente “cree” que va a funcionar o que “creen” que es la mejor solución pero que no se fundamentan en estudios y evidencia por lo menos para intentar tomar el mejor camino posible. Casos en donde se eligen leyes basadas en una moralina en lugar de un concepto humanista, moral y ético hacia cada persona como por ejemplo la prohibición del aborto, algo que debería tocarle decidir a cada mujer por ella misma y no a los demás. O la prohibición de matrimonio entre personas del mismo sexo. Obviamente estos problemas de gobierno y legislaciones nos afectan a todos y obviamente no son triviales.

Aún peor es el penoso caso de los fraudulentos detectores GT-200 en México.  Unos falsos detectoresgt200 moleculares de drogas y explosivos desarrollados por Gary Bolton y de los cuales el gobierno mexicano compró más de 1000 gastándose 400 millones de pesos. Un fraude que engaño de la manera más ridícula al gobierno por comprar algo que ni siquiera tenía evidencia de su funcionamiento. Uno de los problemas de no contar con una cultura científica y no saber distinguir testimonios de demostraciones. No más que unas tontas varitas Zahori como las utilizadas para buscar agua. Un fraude que ocasionó muchas violaciones a derechos humanos, ¿Por qué?, pues por que el ejército la estuvo utilizando en retenes. Y como realmente no funcionaba, aleatoriamente señalaba inocentes como culpables. Imaginen cuantas personas y familias inocentes detenidas e interrogadas hasta al cansancio solo porque una tonta varita decía que tenían drogas o explosivos. De nuevo, algo que no es trivial y por el contrario, un caso de alerta que nos afecta a todos.

¿Qué cosa buena podría haber en creer algo que no es verdad?

Imaginen que de pronto se encontrara una isla aislada del mundo en la cual vivieran dos tribus que no conocieran nada de nosotros. Imaginen que en dicha isla ambas tribus tienen una disputa pues una de ellas asegura que la tierra es un plato sobre el lomo de una tortuga mientras la otra afirma que en realidad se trata de una pintura colgada en la pared de un gigante. ¿Qué posición deberíamos tomar si sabemos que ninguno de ellos tiene la razón pero que defienden con tanta pasión su creencia que son capaces de crear leyes y dañarse entre sí afectando a inocentes con tal de mantener sus creencias? ¿Qué culpa tendría cada nuevo niño que naciera en dichas tribus de tener que vivir condenado a creer alguna de este par de creencias que no son más que una falsedad? Al final la creencia irracional no deja nada bueno.

La creencia en horóscopos, Feng Shui, el amuleto de la suerte, etc  puede parecer triviales, pero en el fondo nos terminan afectando como parte de la sociedad. Las pseudociencias son solo el síntoma de la falta de racionalidad en la población y solamente señalando sus incoherencias es que podemos combatir sus efectos negativos y tratar de evitar la falta de un pensamiento crítico y racional en la toma de decisiones a lo largo de nuestra vida.

Una sociedad que carece de un pensamiento racional y crítico toma malas decisiones, como votar por el político equivocando al caer en sus trucos y falacias de campaña. Como bien decía Facundo Cabral “Hay que tenerle miedo a los pendejos, porque siendo la mayoría pueden escoger hasta a tu presidente”. Un chascarrillo que de verdad refleja la capacidad que tiene una sociedad para tomar en conjunto decisiones importantes y lo peligroso que es cuando no está adecuadamente preparada.

Toda decisión que tomamos en la vida lo hacemos en base a la información que poseemos.
Si dicha información es incorrecta, ¿Qué clase de resultados podemos esperar? Información equivocada inevitablemente nos hará tomar decisiones equivocadas.

Ninguna persona está aislada, en una sociedad, lo que hace uno repercute en mayor o menor medida sobre otros. Todos estamos conectados y ahora que vivimos en la era de la globalización, este fenómeno se acrecienta más. Lo bueno o malo que podamos hacer en una parte del mundo de alguna u otra manera terminará repercutiendo al otro lado. Entender este alcance y utilizarlo para el bienestar de los demás es una responsabilidad que debemos cada uno de nosotros comprender.

Lo que hacen otros nos termina afectando a nosotros, lo que nosotros hacemos termina afectando a otros, por eso suena coherente dar y exigir racionalidad. No queremos terminar afectados por las malas decisiones que tomen otros tal y como en todos los ejemplos que acabamos de ver.

Una frase de Carl Sagan que recuerdo mucho haciendo referencia al peligro de las bombas nucleares, a la estupidez humana, al progreso, a las creencias, la superstición, la irracionalidad y a nuestro porvenir es: Hoy, en nuestro pequeño planeta nos enfrentamos con un punto crítico en la historia. Lo carlque hagamos ahora con nuestro mundo afectará poderosamente los próximos siglos y a nuestros descendientes. Está a nuestro alcance el destruir la civilización y quizá también a nuestra especie. Si triunfa la superstición, la codicia o la estupidez nos hundiremos  en una época más oscura que la que abarcó del final de la civilización clásica al renacimiento. Pero también podemos usar nuestra compasión e inteligencia, nuestra tecnología y riqueza en pos de una vida significativa para cada habitante en la tierra, para incrementar nuestra comprensión del universo y viajar a las estrellas.”

La vida es hermosa y lo es porque es racional y comprensible, y por ello creo que vale más la pena poner atención a todos estos casos. Para precisamente lograr acrecentar una civilización que carezca de todos los problemas que causa el pensamiento irracional. Las pseudociencias son producto de la irracionalidad, y la irracionalidad es parte de la causa por la que el mundo tiene los problemas que tiene y no hace nada por solucionarlos.

Cada uno de nosotros venimos al mundo sin saber nada. Conforme vamos creciendo aprendemos de nuestros padres, hermanos, maestros, amigos y de la sociedad en general. Dependiendo de la familia en la que nacemos, la escuela a la que asistimos, el estrato social en el que nos desenvolvemos, el país en el que estamos y la época en la que nos toque vivir aprendemos distintas ideas. Cada persona dependiendo de dónde se encuentre le tocará aprender ideas diferentes a las nuestras. Si muchas personas nos dicen cosas diferentes sobre el mismo tema, ¿Cómo sabemos quiénes tienen razón y quienes no?

Creo que a nadie la agradaría la idea de vivir en una mentira. Pero cuando aceptamos la pseudociencia estamos aceptando una falta de interés por conocer la realidad. No es que todas las pseudociencias estén equivocadas es solo que a través del camino que siguieron para establecer sus conclusiones no podemos saber si tienen razón o no. Por ello creo que la búsqueda de la verdad(sea la que sea resultar finalmente esta )debería ser un estandarte para guiarse por la vida. La aceptación de pseudociencias es la aceptación de no interesarnos en lo que es real y lo que no lo es. Es una declaración de nuestra apatía ante la verdad y nuestra indiferencia a vivir inmersos en una mentira.

Solamente entendiendo la realidad, entendiendo cómo funciona el mundo y entendiendo como podemos influir sobre él es que podremos llegar a solucionar los problemas que presenta nuestra sociedad, y creer en pseudociencias es todo lo contrario puesto que creer en ellas es creer en algo para lo que no hay evidencia y que por lo tanto muy probablemente sea falso. Una sociedad que crea en cosas falsas no podrá mover el mundo real en pos de una mejora para sí misma. He ahí la importancia de señalar a las pseudociencias y de fomentar un pensamiento racional que al final terminará acabando con ellas.

Anuncios

Acerca de J. Antonio M. Martell

¿Que es la existencia? ¿Como se define la realidad? ¿De donde venimos? ¿Tenemos un propósito? ¿Tenemos poder de elección o todo es una ilusión?  Estas y otras mas son las preguntas que a diario me hago, como profesional estudié y trabajo en la Ingeniería de Sistemas, como persona tiendo a ejercer mi capacidad de raciocinio para pensar y reflexionar sobre todos los temas y maravillas que existen en el universo, dándome el poder de llevar la capacidad de mi mente mas allá de los límites diarios, la imaginación da el toque especial a la actividad “Sapiens” con lo cual el viaje en las posibilidades se hace mucho mas interesante. Intereses: Cosmología, tiempo y espacio, universo, ciencia, mecánica cúantica, inteligencia, conciencia, misterio, vida, muerte, existencia, biología

Publicado el 10 diciembre, 2013 en Sin categoría y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: