¿Por qué es importante leer, conocer e informarnos?

en blancoEl día en que cada uno de nosotros nacemos, lo hacemos sin saber nada del mundo,  con la mente totalmente en blanco. Conforme crecemos, vamos aprendiendo de quienes nos rodean. Padres, hermanos, primos, tíos, amigos, escuela, televisión, radio e internet entre muchos otros. Aprendiendo sobre el mundo y su funcionamiento, sobre sus valores y sobre la vida. Aprendiendo de aquellos con quien por casualidad nos vamos topando en el transcurso de nuestra vida. De nacer sin saber absolutamente nada, poco a poco vamos adquiriendo “conocimientos” de quienes nos rodean que van forjando nuestra personalidad y nuestra visión del mundo.

Cada niño que nace, se topa con personas diferentes a lo largo de su vida y por ello cada uno aprenderá “cosas distintas” a los demás. Y con “cosas distintas” no solo me refiero a ideas que uno sabe mientras el otro no  y viceversa, si no también a ideas distintas y contradictorias entre si sobre un mismo tema.

Sin embargo, un hecho del que a menudo no nos damos cuenta y por lo tanto no lo reflexionamos es que al llegar a este mundo sin ninguna información e irla aprendiendo de los demás mientras crecemos, es que esa visión del mundo que vamos adquiriendo no es nuestra, si no de ellos. Las “ideas” que conocemos y aprendemos a lo largo de nuestra vida dependen de a quienes nos tocó conocer, sus creencias, sus conocimientos y su visión de vida, de en qué cultura nos tocó vivir, en que momento de suerte encendimos el televisor o la radio y vimos o escuchamos el programa que en ese momento transmitían, en que momento entramos a un local comercial y escuchamos una conversación ajena que nos dio una nueva idea o en qué momento por azares del destino entramos a una página web y encontramos un anuncio que nos llevó a una nueva información. Todo lo que va forjando nuestra forma de pensar, nos moldea y nos hacer ser quienes somos es solo información que llegó a nuestra vida por pura casualidad, solo una lotería que le entrega a cada persona información distinta, algunas veces correcta y otras equivocada, pero casi nunca completa y regularmente sesgada. En pocas palabras, en realidad no somos quienes queremos ser, sino solo somos lo que las circunstancias de la vida han hecho que seamos. Hemos adquirido una personalidad que no ha dependido de nosotros, sino de las condiciones particulares de la sociedad en que nos tocó vivir, las personas que nos tocó conocer y los hechos particulares que hemos vivido. Solo somos el resultado de lo que los demás fortuitamente han hecho con nosotros.

Un niño nacido en Japón aprenderá distintas ideas que uno nacido en corea del Norte o uno nacido en México. Incluso dos niños que sean vecinos se les enseñaran visiones distintas. Todos aprenderemos cosas diferentes, pero en realidad solo serán las que por azar, las circunstancias de lacostumbres vida nos hayan puesto enfrente. Alguien nacido en una comunidad rural probablemente tenga una mayor tendencia a una visión sobre la existencia de brujería, limpias y espíritus que una persona nacida en ciudad y que haya tenido una instrucción más secular y científica. Dos visiones completamente diferentes a cerca del mismo mundo. Dos visiones que seguramente no habrán sido escogidas conscientemente por ellos si no solo serán el resultado de donde les toco nacer y crecer, a quienes les tocó conocer y lo que les tocó aprender de ellos. Visiones “impuestas” por las circunstancias que les tocó vivir.

Un niño nacido en Siria muy probablemente terminará siendo Islamista y partidario de la homofobia y el machismo extremo sobre la mujer. Si el mismo niño hubiera nacido en Suecia muy probablemente hubiese terminado siendo ateo, apoyando las causas de igualdad de sexo y el matrimonio gey  o si por otro lado el mismo niño hubiera nacido en India aparte de creyente en dioses como Shiva, Vishnu o Brahma hubiese terminado viendo la homosexualidad como un tema tabú pero aceptando con naturalidad la postura del tercer sexo (Es distinto el concepto de un hombre atraído por otro hombre que un hombre que se siente como mujer atrapada en el cuerpo equivocado). Al final, lo que este niño termine siendo no dependerá de él, sino de lo que aprenda de los demás. No somos dueños de nosotros mismos.

Pero cuando leemos, cuando nos informamos, dicha situación cambia pues al hacerlo podemos conocer toda la información sobre un tema y no solo quedarnos con lo que por casualidad nos tocó conocer. Informarnos nos permite entender todos los puntos a favor y en contra de una situación, los dos lados de la moneda y así poder tomar una decisión consciente e informada de lo que queremos ser. Conocer nos da el poder para dejar de ser esclavos de los conocimientos fortuitos que la vida puso en nuestro camino y así poder tomar el control de nosotros mismos escogiendo quienes realmente queramos ser.

Saber nos permite formar un criterio propio y no solo ser la consecuencia de los criterios de los demás. Nos permite deshacernos de los prejuicios adquiridos de nuestros padres o amigos y acercarnos más a ver las cosas como realmente son y no como solo creíamos que eran. Nos permite poder escoger lo que en verdad queremos ser y no solo una copia de los demás. Informarnos nos permite tomar en nuestras propias manos la decisión de lo que queremos ser y no solo dejarlo en las manos de los demás. Conocer nos permite ser dueños de nosotros mismos.

He de confesar que en alguna etapa de mi vida me tocó experimentar y percatarme de esta situación en carne propia. Cuando comencé a interesarme más por conocer el mundo que me rodeaba y empecé a leer e informarme,  me di cuenta que muchas de las opiniones que tenía sobre varios Padre hijoasuntos en la vida en realidad no eran mías, si no de mis padres. Y entendí que de haber tenido otros padres hubiese terminado con otras opiniones. En pocas palabras, yo no era el resultado de lo que yo quería ser, si no de lo que otros habían hecho que fuera. No había tenido el poder y control para escoger quien ser, los demás lo habían escogido por mí. Ahí comprendí que tantas y tantas ideas que creía tener en realidad eran solo copias de los que otros me habían dicho, de lo que alguna vez había escuchado y fue entonces que entendí la importancia de informarme, leer y conocer para así poder escoger mi propio camino, de formar mi propio criterio y no solo asimilar el que me había tocado aprender de los demás.

Aunado a lo anterior imaginemos lo siguiente: Situémonos hace 3,000 millones años en la tierra,  cuando apareció la primera forma de vida. Imaginemos como unos pequeños seres unicelulares en una carrera desesperada por sobrevivir fueron evolucionando poco a poco hasta convertirse en grandes mamíferos. De pronto, hace 4 millones de años apareció un ser que se diferencia de los demás por su inteligencia, su consciencia y su capacidad para preguntarse sobre lo que lo rodeaba. Un ser que de pronto tomo consciencia en un mundo completamente desconocido, un mundo del que no sabía nada. Apareció un ser que con curiosidad comenzó a preguntarse sobre lo que veía e intento hallar respuestas. Hace 4 millones de años aparecimos nosotros, fue el inicio de la humanidad. Una humanidad con un desconocimiento total de su mundo y que intentó hallar respuestas sobre la realidad que lo rodeaba pero que sin embargo no sabía cómo hacerlo, como hacer para hallar las soluciones a sus incógnitas. En el camino como era lógico de esperarse,  inventó miles de respuestas que estaban equivocadas.  Nacieron las creencias. Creencias que aún hoy en día han ido mutando y proliferando con gran fuerza y de las cuales cotidianamente somos parte. Creencias sobre cientos de distintos temas que no tienen nada que ver con la realidad y que al no informarnos fácilmente podemos caer en varias de ellas. Creencias que nos distorsionan la realidad del mundo donde nos tocó nacer, creencias que nublan y bloquean nuestro derecho a no vivir engañados, errores en los que nosotros mismos caemos y nos auto cerramos la puerta a la verdad.

Imaginemos la tremenda cantidad de mitos y creencias de toda clase de temas a los que circunstancialmente estamos expuestos a lo largo de nuestra vida. Esta situación hace que la mayoría de nosotros pase su vida creyendo y dando como sentado ideas que están equivocadas. Leer nos permite conocer más allá de las apariencias que las circunstancias diarias nos han hecho creer y tener una mejor lucidez al intentar distinguir entre aquellas ideas que son reales de todas las que no lo son.

Todos los días tomamos decisiones a lo largo de nuestra vida. Toda decisión que tomamos loleer hacemos en base a la información que tenemos en mente en ese momento. ¿Qué clase de decisiones podemos esperar con información incorrecta? Información equivocada inevitablemente nos llevará a tomar decisiones equivocadas. Conoces nos permite forjar mejores herramientas para tomar mejores decisiones. De lo contrario, el resultado de cada decisión no será la consecuencia de nuestro esfuerzo, sino simplemente la consecuencia circunstancial de la información sesgada que nos haya tocado tener por azares de la vida. Sin informarnos, nuestra vida en lugar de ser el fruto de nuestro esfuerzo, terminará siendo solo el resultado de una lotería.

Conocer nos hace escépticos e inquisidores. Ignorar nos hace crédulos o negacioncitas. Quien es crédulo, tenderá a creer fácilmente en cualquier idea que le ofrezcan cuando esta le parezca atractiva o se enamore de ella pudiendo caer fácilmente en uno de tantos y tantos fraudes a los que continuamente estamos expuestos en la sociedad. Quien es negacioncita terminará negando continuamente la viabilidad de cualquier nueva idea que vaya conociendo sin siquiera preocuparse por saber si es verdad o no. Es solo cuando conocemos que podemos hacer un juicio equilibrado sobre cada idea que la vida nos presente y así poder tomar una decisión informada sobre acercarnos a ella o rechazarla tomando así el control de nuestra personalidad y nuestra visión del mundo.

Cada uno de nosotros es libre y nos encanta ser libres. La libertad es el mayor derecho al que podemos aspirar y que debemos defender con nuestro mejor ahínco. La esencia de la libertad es el poder de elección, sin embargo, para poder elegir debemos tener varias opciones de donde hacerlo. Si no tenemos opciones, si solo conocemos un camino, entonces no estamos eligiendo, solo estamos asimilando lo único que podemos hacer. Para poder tener varias opciones debemos conocerlas, es decir informarnos. La información es el sustento principal de la libertad y es por ello lo fundamental que debe ser para nosotros el poder acceder a ella. Sin información no hay libertad, solo condicionamiento. Sin conocimiento no podemos aprovechar nuestro derecho a la libertad pues solo terminaremos haciendo lo que estamos condicionados a hacer y no lo que realmente elegimos hacer.

ignorar saberA lo largo del planeta hay cientos de creencias distintas y contradictorias entre sí. El universo es uno y por lo tanto solo una la verdad. Debería ser uno de nuestros derechos fundamental el conocer la verdad del mundo donde nos tocó vivir. A nadie le gustaría vivir en una mentira, pero lamentablemente la mayoría nos conformamos con ignorar la verdad y no hacer un esfuerzo por buscarla que finalmente es lo mismo.

Informarnos nos permite tener nuestro propio criterio y tener un propio criterio nos hace libres y originales. Quedarnos conformes con lo que por azares del destino nos tocó aprender nos hace ser solo copias de los demás. Conocer nos permite tener una participación más activa en el mundo, ignorar solo nos hace dependientes de los demás.

Finalmente la cuestión se reduce a preguntarnos si queremos ser libres y decidir nuestro propio camino o conformarnos con que los demás escojan por nosotros.

Anuncios

Acerca de J. Antonio M. Martell

¿Que es la existencia? ¿Como se define la realidad? ¿De donde venimos? ¿Tenemos un propósito? ¿Tenemos poder de elección o todo es una ilusión?  Estas y otras mas son las preguntas que a diario me hago, como profesional estudié y trabajo en la Ingeniería de Sistemas, como persona tiendo a ejercer mi capacidad de raciocinio para pensar y reflexionar sobre todos los temas y maravillas que existen en el universo, dándome el poder de llevar la capacidad de mi mente mas allá de los límites diarios, la imaginación da el toque especial a la actividad “Sapiens” con lo cual el viaje en las posibilidades se hace mucho mas interesante. Intereses: Cosmología, tiempo y espacio, universo, ciencia, mecánica cúantica, inteligencia, conciencia, misterio, vida, muerte, existencia, biología

Publicado el 31 enero, 2014 en Sin categoría y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. aver si empiezas a aplicar en tu vida diaria el titulo del post, puesto que en cada articulo te dedicas a criticar a quienes no piensan como tu y ademas intentas imponer tu ”vision” de las cosas a los lectores. No me extrana que en la mayoria de las entradas no haya muchos comentarios de echo yo mismo me pregunto porque he desperdiciado 20 minutos de mi tiempo en leerlo pero bueno…

    • James, cada persona tiene la libertad para tener la ideología y creencia que más le parezca. La diversidad de ideas es esencial para el florecimiento de la sociedad humana. En ningún lugar he intentado hacer imposición alguna de ideas, por el contrario, el adoctrinamiento y la imposición son dos de los peores enemigos que debemos combatir apostando por la libertad de pensamiento. Toda crítica es bienvenida siempre y cuando este sustentada con argumentos sólidos. Las críticas deben servir para la mejora del pensamiento, por lo que siempre deberán venir acompañadas de propuestas o argumentos sólidos de tal manera que ayuden a construir. Por ello, me gustaría fueras más claro con tu comentario, ¿Exactamente que partes son con las que no estás de acuerdo y por qué?, y con gusto podemos entablar un debate acerca de ello siempre y cuando los dos tengamos en mente la libre apertura de ideas y la meta de llegar a la verdad a través de evidencia y argumentos sólidos. Me gustaría saber de todos los puntos tratados en la publicación, con cuales estás de acuerdo y con cuales no y por qué. Siempre es necesario dar un “por qué” y no solo criticar de manera negativa. Al discutir sobre ideas, hay una frase que dice “No levantes la voz, mejora tu argumento” y bajo esta misma base es que te solicito no solo que expreses que no estás de acuerdo con lo citado, si no que expreses un por qué y lo sustentes.
      Saludos.

  2. ¡Hola! Mencionas que hay que leer e informarnos para forjar nuestro propio criterio y de alguna manera formar nuestro propio criterio, pero ¿ese criterio no sería influenciado por las ideas de la humanidad que se han acumulado? ¿cómo podemos lograr ser auténticos por completo? Es cierto, tenemos la libertad de elegir lo que más nos agrada y lo que no, sin embargo creo que estamos lejos de la verdadera autenticidad. ¿Qué opinas de esto?

    Saludos. 🙂

    • Hola. Efectivamente tienes razón, siempre cualquier idea estará influenciada por quienes nos precedieron, nunca nos podremos librar de eso además de que nunca podremos tener acceso a la verdad absoluta, eso es un hecho. Pero lo que si podemos hacer es conocer todos los lados de la moneda para tomar mejores decisiones. No actúa de la misma manera quien toma una decisión que solo conocía una o dos opciones que quien la toma conociendo diez. Conocer nos da la oportunidad de tomar decisiones mejor informadas.

  3. Corrijo en “de alguna manera formar nuestro propio criterio”, es “de alguna manera tienes razón en esto, es necesario para formarlo”.

  1. Pingback: ¿Por qué es importante leer, conocer e informarnos? – Tuxtepec Consejo Ciudadano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: